ESF100 Terminología

///ESF100 Terminología

ESF100 Terminología

Vamos a comenzar estableciendo cierta terminología para que la lectura de los materiales sea más fácil.

Aún si usted conociera alguna de estas palabras de antemano, lea la lista desde el principio hasta el final porque la terminología se irá desarrollando según iremos discutiendo.

La mano izquierda

Nosotros tenemos 4 dedos en cada mano y el pulgar. Nos podemos referir a estos con dígitos. En la mano izquierda, a cada dedo le daremos un número: el dedo índice es 1, el dedo medio 2, el dedo anular 3, y el dedo pequeño (o meñique) es 4. Al pulgar no le pondremos número. Pobre de este pequeño hombre!

La mano derecha

Así como a la mano izquierda la identificamos con números; a la mano derecha le pondremos letras. Las letras serán derribadas del nombre real de los dedos, el pulgar tendrá ahora un papel muy importante, para su fortuna. Al pulgar le llamaremos p, al dedo índice i , al del medio m, y al anular a.

PIMA

El dedo meñique se utiliza en la música de la guitarra clásica, pero muy raramente. La letra para este dedo será c. Encontrarás este dedo muy frecuentemente en la música del Flamenco, por su participación en las técnicas del rasgueado.

Alternación de la mano derecha

Cuando tocamos con nuestra mano derecha estaremos tocando con un dedo, con múltiples dedos, con varios dedos en simultáneamente (para tocar los acordes), o tocaremos varias cuerdas consecutivamente con un rasgueado. Si repitiéramos el uso de un mismo dedo todo el tiempo para tocar cada nota, nuestras manos se cansarían y nunca seriamos capaces de tocar muy rápido. Por esto, en la técnica de la guitarra clásica se utiliza la alternación en la mano derecha. La alternación más común es entre los dedos i y m, pero podríamos tener todo tipo de alternaciones: im  mi  ia  ai  ma  am  pi  pm  ami  pima  etc…

Un aspecto muy importante en la alternación, en el que hay que enfocarse en el comienzo, es el mantener esta alternación consistente. Es muy fácil en caer en el mal hábito de repetir dedos, así que grábate o pídele a tu profesor que verifique si estás alternando cada una de las notas que tocas.

Orientación

La guitarra estándar tiene seis cuerdas y a cada una de estas se le asigna un número. Cuando sostienes la guitarra, la cuerda que está más cercana a tus ojos es la sexta cuerda. Es la cuerda más gruesa y tiene el registro más bajo. A esta cuerda también se le podría llamar la cuerda inferior. La cuerda más delgada, la que queda más cerca al piso cuando sujetas la guitarra, es la 1ra cuerda y también se le puede conocer como la cuerda superior. Esto podría causar confusión cuando nos referimos a la cuerda inferior y cuerda superior por que la cuerda superior es la que queda más cerca al piso y se podría pensar lógicamente como la cuerda inferior si estuviéramos utilizando la altura como un factor. A lo que nos referiremos con arriba o abajo (superior o inferior, respectivamente), son a las notas musicales y su registro. Por ejemplo, la “nota más alta” tiene el registro más alto, la nota cúspide de un acorde tiene el registro más alto en ese acorde.

Moverse arriba o abajo en el diapasón se refiere en ir hacia el puente de la guitara (subiendo en el diapasón) o ir hacia a la cola o cabeza de la guitarra (bajando en el diapasón). Si te quedaras en una cuerda y fueras hacia el puente entonces el registro será más alto, por esto iría “subiendo”.

Moverse a través de las cuerdas o a través del diapasón se refiere a mover los dedos desde la cuerda 6 a la 1, o de la 1 a la 6. Si el término arriba o abajo se utilizara en este sentido se estará refiriendo, de nuevo, al registro.

Posición para tocar

Con los cuatro dedos de la mano izquierda alineados hacia abajo en la primera cuerda haciendo una línea recta, estos podrían ocupar cuatro trastes consecutivos. Al utilizar estos cuatro trastes e ir a través de las cuerdas, podremos alcanzar usualmente todas las notas que necesitamos para tocar una melodía. Al mantener un dedo asignado a un traste en específico, estaremos tocando en posición y el nombre de la posición se tomará desde donde esté puesto el 1er dedo. Por ejemplo, si tu dedo número 1 está en el traste quinto, tu dedo 2 estará en el sexto traste, el dedo 3 estará en el traste séptimo, y el dedo 4 en el octavo traste – por esto estarás en la quinta posición (refiriéndose la posición al traste donde comienza el dedo 1).

El utilizar posiciones es una buena forma de comunicarle a la mano izquierda los movimientos alrededor del diapasón pero, por la naturaleza del instrumento y su repertorio, nosotros estamos fuera de la posición todo el tiempo. Así que no es práctico el intentar tocar una frase completa, dejar que una pieza entera, sea en una sola posición.

Traslados

Cuando no podemos tocar las notas que necesitamos en nuestra posición actual muy probablemente necesitaremos mover la mano izquierda hacia arriba o abajo, en el diapasón, para conseguir accesibilidad a más notas. A este movimiento le llamaremos traslados.

 

Chirrido de las cuerdas

Uno de los efectos adversos de los traslados es el chirrido de las cuerdas. Cuando la mano izquierda se mueve, arrastrará, aunque sea ligeramente, la cuerda según va procediendo. Las notas primas (cuerdas 1, 2 y 3) plantea muy pocos problemas en este sentido porque están hechas de un nilón blando. Las cuerdas de los bajos, sin embargo, no son tan condescendientes. Estas cuerdas, (4, 5 y 6) son hechas de seda envuelta con acero. El acero envuelto tiene ranuras y cuando el dedo se desliza en estos hace un sonido que no pertenece a ninguna pieza música. Este tipo de sonido se puede encontrar muy frecuentemente en otros géneros musicales que incluyen la guitarra y podría realmente añadirle a la música, dándole un sonido rasposo. En general, yo diría que deberíamos tratar de evadir este sonido en la técnica de la guitarra clásica.

Hay varias formas para combatir el chirrido, pero honestamente, yo creo que la mejor forma es el estar consciente y evitar deslizar los dedos a través de los bajos. Realmente no es una ciencia espacial.

Una forma de evitar este sonido es el desarrollar el hábito de levantar verticalmente hacia arriba las cuerdas antes de hacer un desplazamiento, al hacer esto se supone que no harás ningún tipo de sonido. Otra forma, es el colocar tus dedos en un ángulo para que se desplacen desde la parte del dedo que tiene más carne. La parte más callosa de la punta del dedo hará un sonido más fuerte mientras la parte más carnosa lo hará más débil.

Extensiones

En algunas ocasiones necesitarás alguna nota fuera de posición, pero queda justo a un traste o dos de tu posición, así que no necesariamente necesitas realizar un brinco para llegar hasta allí. En este caso, podrías extender uno de tus dedos para alcanzar el traste sin saltar a la otra posición. A esto le llamamos  extensiones.

Rasgueo

El rasgue se realiza cuando uno de los dedos de la mano derecha (usualmente el pulgar) se mueve rápidamente a través de las cuerdas. Los rasgueos pueden ser en dirección hacia arriba o hacia abajo. Esta es la excepción cuando hablamos de direcciones, un rasgueo hacia abajo es cuando mueves tus manos/dígitos hacia el piso y un rasgueo hacia arriba requiere que el movimiento sea hacia tu cara (de repente se me ocurrió decir hacia el cielo, pero sonaría un poco dramático).

Arpegiar/Acorde Roto

El Arpegiar un acorde es diferente a realizar un arpegio. El primero se marca con una línea en forma de serpiente al lado del acorde y significa que en vez de tocar todas las notas juntas, o rasgueando muy rápidamente para que parezcan estar juntas, que debes dividir el acorde en una rápida sucesión de notas. Este es el motivo por el que le llamamos un acorde roto.

Preparación

La preparación podría ocurrir en ambas manos pero es un término que se ha asociado más comúnmente con la mano derecha. Digamos que justo has tocado una nota con el pulgar de tu mano derecha y que la próxima nota que necesitas la tocarás con el dedo medio. Para darle a tu mano balance y precisión, es posible que desees colocar tu dedo medio en la cuerda antes de que necesites que este toque. Esto podría ser con mucha anticipación, quizás mientras estás tocando el pulgar, o podría ser un milisegundo antes de tocar la nota que necesitas. A esto le llamamos preparación y puede ser una técnica muy poderosa cuando se utiliza efectivamente. Un buen ejemplo de la preparación es cuando arpegias un acorde en dirección hacia arriba. Digamos que tocarás pima en este arpegio, podrías poner los cuatro dedos de la mano derecha en la disponibilidad o preparación de sus respectivas cuerdas e ir liberando los dedos uno a uno según vas arpegiando el acorde.

2016-10-24T00:20:13+00:00 0 Comments

Leave A Comment